Connect with us

Juegos de Mesa

Juego de mesa Port Royal

Port Royal
Una juego de mesa con cartas que ofrece maravillosas aventuras en los mares.

Las calles hierven de vida en Port Royal, donde esperas realizar el negocio de tu vida. Arriesgar más de la cuenta es peligroso, ya que las bodegas de tu nave pueden acabar vacías. Reinvierte tus beneficios para ganarte el favor de gobernadores y almirantes, recluta a todo aquel que pueda ayudarte a alcanzar tus objetivos. ¿Quién sabe? Si extiendes lo bastante tu influencia, tal vez incluso puedas responder a la llamada de una prestigiosa expedición.

¿Dónde comprar Port Royal?

Juego de mesa Port Royal
  • Presiona tu suerte para la emoción
  • La expansión permite jugar solo y cooperativo.
  • Ambiental estilo marinero
  • Tiempo de reproducción: 20-50 minutos
  • Edad: 8 +.
  • 1-5 jugadores

¿Qué trae el juego?

Juego de mesa Port Royal
Un equipamiento para jugar en el que no falta nada para la diversión sin fin.

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 17,5×13×4 cm. (tamaño de caja estándar pequeña tipo Abluxxen o Fungi), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • 120 Cartas (59×91 mm.):
    • 60 Personajes
    • 6 Expediciones
    • 4 Impuestos
    • 50 Barcos
  • Reglamento

¿Cómo se juega Port Royal?

Se barajan juntas todas las cartas (a menos de 5 jugadores se saca una expedición, una en concreto) que se colocan boca abajo formando un mazo. Cada jugador recibe tres monedas -tres cartas que se colocan boca abajo en su zona de juego-. Las cartas sirven o bien como cartas o bien como monedas (igual que en el  Bohnanza: una de las dos cosas, no las dos a la vez.).

Al haber cartas que se están usando como dinero, hay cartas que momentáneamente quedan excluidas de la partida y los jugadores no saben qué cartas no están disponibles en el mazo.
En su turno, el jugador activo muestra cartas del mazo de una en una y las va colocando en el centro de la mesa. Todo ello hasta que quiera plantarse o le salgan dos cartas de barco del mismo color. En ese caso, pierde su turno. 
Si el jugador activo pasa a tiempo (no le salen dos barcos del mismo color), puede adquirir una o varias cartas de las que haya descubierto. Si hay de 0 a 3 barcos (obviamente serán de diferente color) podrá adquirir una carta. Con 4 barcos 2 cartas y tres cartas con los 5 colores de barco visibles.
Una vez el jugador activo coge sus cartas, los demás jugadores, por orden, pueden adquirir una de las cartas que queden previo pago de una moneda al jugador de turno.

Juego de mesa Port Royal

¿Que ofrece esta versión del juego de mesa Port Royal?

Juego de mesa Port Royal

Pues, a bote pronto, nada más (y nada menos) que un sencillo filler de cartas que esconde mucho más de lo que aparenta. La premisa básica es un push your luck (forzar la suerte) en el que los jugadores, en cada turno, irán revelando cartas de un mazo arriesgando lo justo y necesario para poder generar situaciones ventajosas.

El objetivo es intentar acumular el mayor número de puntos de victoria, los cuales son proporcionados por unos personajes que tendremos que reclutar (todo el mundo tiene un precio) así como logrando organizar expediciones (las cuales, a su vez, de nuevo requieren un conjunto de personajes).

Juego de mesa Port Royal

Con la mayoría de cartas que un jugador revela en su turno se forma una especie de mercado del cual los jugadores obtendrán cartas. Aquí tendremos dos tipos básicos: los barcos, que nos proporcionarán monedas, y los personajes, que nos proporcionarán diversos efectos beneficiosos.

Y así, turno a turno, ronda a ronda, los jugadores intentan optimizar sus turnos, de forma que puedan obtener cada vez más cartas gracias a recibir unos ingresos casi de forma constante.

Juego de mesa Port Royal

Como he comentado al principio, el eje principal de la partida es la mecánica de push your luck. El turno de un jugador consiste, básicamente, en revelar cartas hasta que se considera que el puerto contiene cartas que ofrecen una situación ventajosa para el jugador activo. Tras esto, se compran las que se pueden y va el siguiente.

Ya sabéis que a mi esta mecánica me encanta, siempre que esté bien implementada. Cuando se aplica de forma adecuada, la emoción, la tensión y la adicción que generan sacan nuestro lado más ludópata. Para mí la implementación más pura, en cuanto a juegos de mesa (no hablaré del Black Jack) es Can’t Stop (aquí su tochorreseña). Un juego tan sencillo como efectivo y que no entiendo como no está de perpetuo disponible como lo están otros grandes clásicos.

Cómo jugar con un vídeo tutorial

Aquí te ofrecen una pequeña reseña, indicaciones sencillas para jugar y algunos tips que te ayudaran a ganar.

Continue Reading
Anuncio
¡Esto merece un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad